6 cosas que no sabías sobre la vitamina C

Más allá de tu zumo de naranjas matutino, la vitamina C puede (y debe) estar presente en tu rutina diaria. ¿No sabes mucho sobre ella? Seguro que en este artículo te descubrimos algo nuevo.

6 cosas que no sabías sobre la vitamina C
Claudia

27-09-2017

En este artículo vamos a tratar...

    Si quieres incluir un tratamiento con vitaminas a tu rutina de belleza y no sabes por qué activo decantarte... has caído en el artículo perfecto. Hoy te hablamos de la archiconocida (y reconocida por la comunidad médica) VITAMINA C (ácido L-ascórbico).

    Habrás escuchado y leído muchas cosas sobre este ingrediente, pero hoy te queremos contar 6 cosas que seguro no sabes... Para ello hemos hablado con Elena Aparicio, Directora Científica de la marca que (probablemente) más sepa sobre cómo formular la Vitamica C para que sea efectiva: Skinceuticals.

    En resumen te diré que la Vitamina C es un potente antioxidante que neutraliza los radicales libres y estimula la síntesis de colágeno. Además de eso, puede hacer por tu piel verdaderas maravillas: aportar luminosidad, firmeza, protegerla de las agresiones externas, mejorar los resultados de un tratamiento estético...

    ¿Aún no estás convencida? Pues sigue leyendo...

    1. ES MÁS POTENTE VÍA TÓPICA

    Hay muchos antioxidantes potentes por vía oral, pero a nivel tópico no actúan igual. No es que tomarte un zumo de frutas no sea una fuente de vitaminas, pero si quieres que tenga un efecto visible en la piel, has de aplicártela directamente en el rostro, cuello y escote. No es fácil encontrar un producto con vitamina C que realmente garantice su efecto en la piel ya que este ingrediente es muy difícil de estabilizar. Es necesario que tenga una carga neutra, y estar formulada en un rango de pH concreto. Se puede estabilizar vitamina C a otros pH mediante la formación de derivados en forma de sal, pero en estas condiciones la vitamina C no penetra en la piel.


    2. MEJOR BIEN ACOMPAÑADA QUE SOLA

    La vitamina C aporta múltiples beneficios a la piel, pero numerosos estudios han demostrado que se podía potenciar su efecto combinándola con otros antioxidantes, el lugar de aumentando su concentración como cabría esperar. Es decir, se consigue un efecto antioxidante sinérgico y mayor cuando se  combina con otros antioxidantes. ¡Pero ojo! No vale cualquier otro antioxidante, la Vitamina C es muy suya, y solo casa bien con aquellos que tienen una penetración en la piel demostrada, como la vitamina E, la phloretina y el ácido ferúlico.

    3. NO ES FOTOSENSIBILIZANTE

    Hay quiénes afirman que sí... pero eso es porque no se han aplicado la correcta vitamina C. No produce manchas ni pigmentaciones, de hecho, todo lo contrario.  Los expertos recomiendan utilizar un protector solar durante todo el año, y lo ideal es combinarlo con un sérum con vitamina C correctamente formulado. Y tiene una clara explicación: el protector solar nos protege frente a la radiación ultravioleta, mientras que combinándolo con un sérum con vitamina C pura a alta concentración y con pH ácido, conseguimos una fotoprotección más amplia, puesto que también nos protegería de la radiación infrarroja y de otros agentes externos que producen la formación de radicales libres y por tanto envejecimiento prematuro, tales como la contaminación o el humo del tabaco.

    4. EMPIEZA EL DÍA CON ALEGRÍA

    Un sérum con vitamina C es lo primero que deberías aplicarle a tu piel todas las mañanas. Como hemos indicado en el punto anterior, la vitamina C no es fotosensibilizante, por lo que NO es necesario que te la apliques por la noche. De hecho, tiene todo el sentido aplicártela por las mañanas para proteger nuestra piel de los factores externos que producen el envejecimiento. Asegúrate de que su composición esté entre el 10% y 20% de vitamina C Pura, de lo contrario, no notarás mucho efecto en la piel.

    5. ENSUCIA EL PORO, ESO SÍ

    Si llevas mucho tiempo utilizando un sérum con vitamina C has podido notar que tus poros estén más oscuros de lo normal. Esto es debido a la oxidación de esta vitamina. Nuestro consejo, exfóliate 1 vez a la semana para limpiar bien los poros y evitar el oscurecimiento. De hecho, para evitar que se oxide asegúrate que el envase es opaco para que no deje pasar la luz. ¡Ah! y ciérralo inmediatamente después de su uso.

    6. PARA TODOS

    Sí, incluso para pieles sensibles. Es incluso recomendable comenzar a usarlo en edades tempranas para prevenir el envejecimiento prematuro.  Al final lavitamina C actúa como un “escudo protector”, cuanto más nos protejamos, mejor. Además, ayuda a unificar el tono y corregir las arrugas y la pérdida de firmeza que pueda tener nuestra piel.

    ¿Qué? ¿Ahora ya estás convencida? ¡VITAMÍNATE!

    ¡Te van a encantar!

    Artículos relacionados

    Si te ha gustado este artículo aquí tienes otros que te pueden interesar.

    5 consejos para conseguir que tus hijos se protejan del sol

    Claudia

    18/04/2017

    |
    Leer más

    Cómo tratar las manchas en verano

    Descubre la mayor revolución en filtros solares para que tu piel esté protegida todo el año

    Sofía

    12/06/2022

    |
    Leer más

    Cómo tratar el picor en el cuero cabelludo

    Soy Beauty! tu gaticornio
    X