¿Cómo es la piel de un recién nacido? Todo lo que tienes que saber

Desde su nacimiento, la piel de los niños se va adaptando a los cambios en su entorno, modificando de esta forma su apariencia y textura. En este sentido, suele tener imperfecciones como sequedad, enrojecimiento y arrugas que deberán desaparecer de forma natural

¿Cómo es la piel de un recién nacido? Todo lo que tienes que saber
Julia

16-08-2021

En este artículo vamos a tratar...

    Apariencia general de la piel del recién nacido

    La piel del recién nacido suele sufrir cambios que variarán dependiendo del tipo de piel y la duración del embarazo. En este sentido, aunque la piel puede no ser del todo impecable, no necesariamente todos los cambios en su apariencia son malos.

    Coloración

    Al nacer, la piel puede tener una coloración púrpura o rojiza, ya que suele oscurecerse durante los primeros respiros. Por su parte, sus extremidades suelen tener una tonalidad diferente, reflejando una coloración morada.

    De igual forma, los nacidos de forma prematura pueden tener la piel un poco transparente, permitiendo visualizar fácilmente los vasos sanguíneos. En este sentido, pueden existir casos de recién nacidos con la piel más gruesa en la que estos detalles no se puedan percibir tan fácilmente.

    No obstante, la piel de un recién nacido suele aclararse progresivamente, pero se enrojecerá de nuevo cuando llore. Además, los cambios de temperatura también pueden oscurecer un poco sus labios y extremidades, haciéndolas tener una coloración morada.

    Textura

    Inicialmente, la piel suele estar cubierta por una capa espesa y traslúcida llamada unto sebáceo del recién nacido. Esta sustancia es la que ayuda a proteger al feto durante su desarrollo en el cuerpo de su madre. Por consiguiente, al lavar la piel del recién nacido esta capa se disolverá. 

    Por otra parte, los recién nacidos pueden tener alrededor de su cuerpo un vello delgado, también llamado lanugo, que suele desaparecer en las primeras semanas. Este vello es más común en los nacimientos prematuros, aunque no es algo exclusivo de estos.

    De igual forma, al nacer la piel suele ser suave y delicada, pero después de los primeros días se resecará un poco. Además, es común que después de unos días la piel del recién nacido tenga una apariencia más áspera.

    La piel de un recién nacido prematuro suele ser más delgada y traslúcida y, por lo general, tienen vello suave en la cara y espalda. Además, suelen tener la piel más delicada, por lo que es necesario sujetarlos y lavarlos con más delicadeza para evitarles molestias.

    La piel de un recién nacido que se ha desarrollado durante aproximadamente 9 meses suele ser más seca y pelada en relación con los prematuros. Además, la piel de estos recién nacidos es más gruesa y un poco menos delicada aunque, igualmente, se debe tener cuidado al tocarlos.

    Erupciones, manchas y afecciones más comunes en la piel de un recién nacido

    La piel de un recién nacido, al ser más delicada, es más proclive a sufrir de erupciones y manchas que pueden alterar su apariencia. No obstante, en la mayoría de los casos suelen desaparecer, ya que no son perjudiciales.

    HAcné neonatal

    Son diminutos granos de color rosado, ocasionados por la exposición a las hormonas de la madre. Sin embargo, estas suelen permanecer en la sangre del recién nacido unas pocas semanas y después desaparecen.

    Eritema tóxico

    Es un sarpullido común en el que aparece una mancha roja en la piel del recién nacido. Además, suele tener bordes levantados y mal definidos, así como puntos de color amarillo o blanco en la parte media. Aparece principalmente en las extremidades y cara durante los primeros días y desaparece al poco tiempo.

    Milia

    La milia son diminutas protuberancias blancas que son causadas por glándulas bloqueadas y suelen aparecer en la cara, especialmente en la nariz. Sin embargo, desaparecen en unos días o incluso semanas.

    H3: Piel reseca

    La piel reseca en recién nacidos es una afección común, especialmente en aquellos que nacen con demora (más de 9 meses). No obstante, las capas internas de la piel suelen permanecer hidratadas y suaves.

    Lunares o marcas de color

    Estas marcas pueden ser ocasionadas por variaciones en diferentes células u hormonas del recién nacido o de la madre, y tienen tonalidades diferentes.

    Nuevos congénitos: Son marcas cutáneas de color oscuro que pueden presentarse en la piel de un recién nacido y su tamaño, por lo general, varía. No obstante, los lunares más grandes pueden representar un riesgo de cáncer, por lo que deberás evaluar su crecimiento.

    Megalocitosis congénita: Son marcas planas en la piel, también llamadas manchas mongolas, que tienen una tonalidad azul grisácea y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Son generadas por problemas en la pigmentación de la piel y suelen desaparecer a los años sin representar un riesgo para la salud.

    Discromía melánica: Son manchas de color marrón o café que pueden presentarse en niños recién nacidos o durante su crecimiento. Estas manchas se deben al aumento de la melanina o de los melanocitos y pueden ser de diferentes tamaños. No obstante, las discromías melánicas más grandes pueden ocasionar neurofibromatosis, por lo que se deben evaluar minuciosamente.

    Ictericia: Son manchas de color amarillo que pueden afectar tanto a la piel como a los ojos de los recién nacidos. Están causadas por un aumento en el nivel de bilirrubina y, en casos extremos, pueden poner en riesgo la salud del recién niño.

    Hemangiomas, lunares o manchas rojas

    Son marcas de nacimiento que suelen formarse por la agrupación de vasos sanguíneos que, a simple vista, forman una masa densa debajo de la piel. En este sentido, estas neoplasias vasculares tienden a generar marcas de tonalidades rojizas en la piel de un recién nacido.

    De igual forma, aunque se pueden presentar en todo el cuerpo, son más comunes en la cara y, normalmente, desaparecen a las semanas. Estas marcas también son llamadas parches o marcas de salmón. Además, si se encuentran detrás del cuello suelen llamarse «marca de la cigüeña» o, entre los ojos, «beso de ángel».

    H2: Recomendaciones para la piel de un bebé recién nacido

    La piel de un recién nacido suele ser sensible y delicada a los cambios y productos químicos para adultos. Por tal motivo, se deben evaluar todos los cambios en su apariencia o textura y se deben evitar productos con fragancias, colorantes y químicos fuertes, y estar atento a problemas comunes, como la dermatitis de pañal.

    De igual forma, se deben evitar los polvos para bebés, ya que pueden resecar la piel o generar erupciones. Además, después del primer mes se recomienda utilizar alguna crema hidratante especial para recién nacidos para evitar que se reseque la piel.

    ¡Te van a encantar!

    Artículos relacionados

    Si te ha gustado este artículo aquí tienes otros que te pueden interesar.

    Cuidado de la piel de niños y del bebé

    Aplicar Protector Solar a un Bebé ¿Cómo Hacerlo?

    Claudia

    20/07/2017

    |
    Leer más
    Cuidado de la piel de niños y del bebé

    Tratamiento para costra láctea en bebés

    Carlos

    03/04/2020

    |
    Leer más
    Cuidado de la piel de niños y del bebé

    Los cuidados especiales al cortar las uñas a tu bebé

    Julia

    13/08/2021

    |
    Leer más
    Cuidado de la piel de niños y del bebé

    Cómo es un Protector Solar para Bebés

    Elena

    13/07/2016

    |
    Leer más

    Soy Beauty! tu gaticornio
    X
    s