Piel Asfixiada: Causas y Tratamiento

¿Has escuchado hablar de la piel asfixiada pero no sabes muy bien qué es? ¿Sospechas que tu piel es asfíctica? Este tipo de piel se caracteriza porque el rostro presenta algunas zonas secas y otras con brillos, tiene una textura rugosa y los poros son muy visibles. Descubre qué hacer si te ocurre.

Piel Asfixiada: Causas y Tratamiento
Carlos

11-08-2020

En este artículo vamos a tratar...

    ¿Has notado que te salen pequeños bultitos de grasa? Se trata de millium o comedones, y también son muy característicos de la piel ocluida.

    Tras muchas semanas de confinamiento, poca exposición al sol y oxigenación en la piel, es posible que tu cutis haya evolucionado hacia este tipo de piel. Hoy queremos contarte todo acerca de este fenómeno, que principalmente se debe a la falta de oxígeno y que requiere algunos cuidados que te ayudarán a recuperar el aspecto original de tu piel.

    ¿Por qué aparece la piel asfixiada o asfíctica?

    Como te contábamos, el principal motivo por el que cualquier tipo de piel (grasa, seca o sensible) puede evolucionar hacia la llamada “asfixiada”, es la falta de oxígeno. Especialmente en la época en la que vivimos, con el uso diario de mascarillas, la piel está sufriendo por no tener suficiente oxigenación y es normal que acabe siendo asfíctica. Además, otros factores pueden acelerar el proceso:

    ●     Falta de higiene facial, especialmente por la noche.

    ●     Productos inadecuados para la piel: exfoliantes muy agresivos o mascarillas muy astringentes.

    ●     Contaminación ambiental.

    ●     Exposición exagerada al sol y protectores solares no adecuados para tu tipo de piel.

    Imagina que algunos de estos factores se dan en tu día a día y tu piel comienza a acumular células muertas que no se desprenden bien, de forma que tu cutis comienza a adoptar una textura muy gruesa y apagada, algo rugosa, que no te gusta nada. Poco a poco, si no cuidas adecuadamente tu piel, la grasa se va solidificando dentro de los poros y se forman los famosos millium. ¿Qué son? Pequeños bultitos de grasa que pueden aparecer en algunas zonas como las mejillas. La particularidad de los millium es que se puede ver la grasa dentro de ellos, mientras que los comedones tienen el mismo color de la piel y por lo tanto la grasa no es tan visible… ¡Lo que no quiere decir que no esté presente!

    Como resultado, tu piel va a estar bastante apagada y va a tener un color como ceniciento. ¡Normal! Es una piel asfixiada debido a la cantidad de células muertas y acumulaciones de grasa que se han formado en su superficie. Así que una vez identificadas estas señas tan características, viene la pregunta más importante: ¿cómo trato mi piel asfíctica? Y es justo lo que vamos a ver a continuación.

    Cómo tratar la piel con falta de oxígeno

    Tanto la piel grasa ocluida como la piel seca ocluida tienen en estos casos un problema en común: no les llega bien el oxígeno debido a la cantidad de residuos acumulados en su superficie. Si usamos el sentido común, daremos con la solución más obvia y más importante: la higiene facial. Si presentas una piel asfixiada, ponte más estricta que nunca con tus rutinas de limpieza, por la mañana y por la noche, y presta mucha atención al tipo de producto que utilizas: ¿son todos adecuados para mi tipo de piel? Si lo son, te ayudarán a liberar la superficie de tu piel de todas esas impurezas para que el oxígeno vuelva a fluir a través de tus poros. Si tus productos de cosmética no son los adecuados, podrían hacer que tu piel se descame, ocasionar manchas rojas o máculas en el rostro, ¡así que presta mucha atención!

    Sobre todo en verano (aunque debería ser todo el año) utilizamos más protector solar en el rostro. Algo que sin duda es positivo para la salud de tu piel, pero que al mismo tiempo puede causar asfixia. ¡Aunque no está todo perdido! Recuerda aplicarlo siempre después de la crema hidratante; te protegerá en la misma medida de los rayos UV sin obstruir tus poros.

    Ahora que ya sabes qué es la piel asfixiada y cómo tratarla, puedes identificar los rasgos más característicos y ponerles remedio para volver a lucir un cutis perfecto. ¡No esperes más!

    ¡Te van a encantar!

    Artículos relacionados

    Si te ha gustado este artículo aquí tienes otros que te pueden interesar.

    Cuidado facial

    Las 3 razones por las que todos hablan del agua micelar

    Cuidado facial

    Por qué deberías incluir el face mist en tu rutina diaria

    Claudia

    28/01/2020

    |
    Leer más
    Cuidado facial

    Tipos de manchas en la cara y cómo evitarlas

    Sofía

    27/08/2020

    |
    Leer más
    Cuidado facial

    Cómo cuidar la piel grasa

    Claudia

    25/07/2018

    |
    Leer más

    Soy Beauty! tu gaticornio
    X
    s