Alergia al sol: cómo identificarla y tratarla

¿Te has preguntado alguna vez por qué te salen granitos en el escote después de exponerte al sol? La respuesta suele ser la alergia al sol. Entrevistamos a una experta para que te ayude a tratarla.

Claudia - 2017-06-28

Lo que conocemos como “alergia al sol”  es la “erupción polimorfa solar”. Podríamos decir que, cuando nos exponemos al sol, éste causa una disminución de nuestro sistema inmunitario, que permite que nos sigamos exponiendo al sol sin que nuestro sistema de defensas reaccione ante esta agresión.

Sin embargo, en algunas personas, por causas no del todo conocidas, su sistema inmunitario no se acostumbra al sol y reacciona de forma exacerbada, produciendo estas reacciones de picor, rojez, vesículas, sensación de quemazón en algunas zonas del cuerpo (escote, extremidades) que se asemejan a una reacción alérgica, aunque no es una verdadera alergia. Este tipo de reacciones se pueden dar en cualquier fototipo, no necesariamente en las pieles claras como la sensibilidad a la que nos referíamos al principio.

Para saber más sobre las alergias solares hemos entrevistado a la Dra. Carmen Galera, de la Clínica Dermatológica DermaForYou 

¿Cómo podemos reconocer la alergia al sol? 

Esta erupción consiste en un sarpullido de pequeños granitos, a veces incluso  ampollitas que pican mucho y que aparecen sobre todo en escote y dorso de brazos, pero también puede aparecer en piernas y el resto del tronco.

Las lesiones aparecen tras unas horas de las primeras exposiciones solares habitualmente a  finales de primavera e inicio del verano, es decir cuando llevamos un tiempo largo sin exponernos al sol. Además, es más frecuente en exposiciones solares más intensas por ejemplo cuando estamos en la playa y a horas centrales del día, es por esto que muchos pacientes piensan erróneamente que la alergia se debe a la confluencia de sol, sal del mar, arena de la playa…..

En el caso de pensar que podemos tener una “alergia al sol” es imprescindible consultar con un especialista en el cuidado de la piel, que se encargará de hacer una historia clínica completa, una exploración y pruebas complementarias para descartar que se trata de otras dermatosis que aparecen o se agravan con el sol y que pueden tener síntomas parecidos. 

 ¿Se puede evitar una posible alergia solar a través del uso de un fotoprotector?

La mejor medida preventiva es utilizar un protector solar de protección muy alta, ultravioleta B y ultravioleta A, ya que ambas radiaciones tienen una acción decisiva sobre su manifestación.  Importante también la protección con ropa (los tejidos densos, tupidos y de colores oscuros protegen más) y sombreros. En muchos casos la combinación con una protección solar oral también puede mejorar los síntomas. Evitar exposiciones al sol en la medida de lo posible, y si se hacen, que sean cortas y muy progresivas. Rociar con agua termal las zonas donde se ha producido también nos puede ayudar así como aplicarse un tratamiento calmante y reparador tras la exposición solar.. Muy importante también consultar al médico o al farmacéutico si estamos tomando una medicación, si puede ser fotosensibilizante, ya que hay muchos fármacos de uso común que la producen y utilizar un protector solar o una crema de día con protección, ya que incluso con poca luz o días nublados, se puede provocar.

En caso de realizarnos tratamientos estéticos, depilaciones, tatuajes o heridas en zonas expuestas: evitar al máximo la radiación solar e incluso la luz los primeros días, cubriendo la zona si es posible y/o aplicando un protector solar o una crema reparadora o hidratante con una protección alta o muy alta.

Si los síntomas son más severos, acudir al médico o al dermatólogo, para que nos prescriban los medicamentos adecuados para calmar los síntomas, que a veces son muy molestos y dificultan la calidad de vida.

¿Hay algún tratamiento en cabina para tratar las alergias solares?

En la Clínica Dermatológica DermaForYou recomiendan a sus pacientes un tratamiento a base de radiación UVBLas lámparas UVB de “Banda Estrecha“ emiten luz en un rango de longitudes de ondas muy corto concentrados en el rango terapéutico, y mínimamente en el rango de quemaduras solares.

 Se utilizan para preparar la piel progresivamente a la exposición solar.  Se van dando sesiones tres veces por semana, de una duración aproximada de 2 minutos y poco a poco se va alargando el tiempo de exposición. Habitualmente con un bono de 10 sesiones suele ser suficiente para preparar la piel y evitar las temidas alergias solares que en muchas ocasiones limitan la vida de los pacientes impidiéndoles por ejemplo ir a la playa. La piel adquiere un bronceado suave  y bonito, estéticamente hablando.  Para las interesadas, el coste del bono de 10 sesiones es de 200€.

Para aquellos pacientes que soliciten un tratamiento corporal completo, en la clínica de la Dra. Carmen Galera además de la sesión con lámparas  UVB de "Banda ancha" complementan con una exfoliación completa con el dispositivo Clarisonic Profesional corporal unido a los productos Micropolish y Gentle Cleanser de Skinceuticals. Posteriormente a esta exfoliación es cuando proceden a la sesión de UVB  de banda estrecha, finalizando  con  Body Retexturing, también de Skinceuticals,   aplicando un masaje por toda la superficie cutánea, dejando la piel queda suave y lisa. El precio de una sesión de éste protocolo son 60€ y tiene una hora de duración.



PRODUCTOS RECOMENDADOS
Anthelios crema SPF50+ La Roche-Posay
LOCALIZA TU FARMACIA

COMPRAR ONLINE
Leche hidratante corporal SPF50+ Ideal Body de Vichy
LOCALIZA TU FARMACIA

COMPRAR ONLINE
Body Retexturing Treatment de Skinceuticals
LOCALIZA TU FARMACIA

COMPRAR ONLINE
DEJA UN COMENTARIO
Indica una dirección de email correcta.
patricia soriano villalobos
19:06h 04/08/2017
Me ha venido de maravilla, la verdad que yo de pequeña tuve muchos problemas con el sol, de hecho tuve quemaduras de segundo grado y eso que siempre me he protegido muy bien contra< él. Estos últimos años me sale como si fuera un sarpullido en escote, dorso de los brazos, zona de arriba de la axila (hombro) y a veces en cuello. Pensé que era alergia al chocolate en verano, lo cual no veía muy lógico, ahora se que decirle a mi médica que mire. Muchas gracias por este artículo.
Responder a este comentario
LOS MÁS LEÍDOS
    SORTEO
    PARTICIPA
    DIAGNÓSTICO

    Realiza nuestro diagnóstico:
    descubre tu tipo de piel y sus necesidades

    NEWSLETTER
    Indica una dirección de email correcta.
    ¡Suscríbete a nuestra newsletter!
    Suscribiéndote a nuestra newsletter aceptas los términos y condiciones legales aquí descritos
    x
    ¿Buscas un contenido?
    Has ganado 0 puntos
    X
    REDENCIÓN DE PUNTOS
    Por cada 100 puntos recibirás un código descuento de 5€ para canjear.