Descubre si tu cabello necesita hidratación o nutrición

¿Tienes dudas de cómo saber si tu pelo necesita hidratación o nutrición? Descubre la diferencia y cuál es el mejor tratamiento para nutrir el cabello.

Descubre si tu cabello necesita hidratación o nutrición
Sofía

13-09-2021

En este artículo vamos a tratar...

    El cabello requiere una serie de cuidados específicos para lucir sano y con buen aspecto. Sin embargo, habitualmente se ve expuesto a diferentes factores que lo dañan y perjudican. Esto hace que, a veces, observes que tu pelo está estropeado y busques remedios para mejorar la situación.


    Pero, ¿eliges hidratación o nutrición para el pelo? Muchas veces ambos conceptos se emplean como si fueran similares y, en cambio, cuentan con efectos diferentes para el cabello. Por ello, es importante detectar cuál es la causa que ocasiona el mal estado y aplicar el remedio apropiado. ¿Cómo saber si mi cabello necesita hidratación o nutrición? ¡Sigue leyendo y descúbrelo con Tu Piel y Tú!


    Diferencias entre nutrición o hidratación para el cabello


    Conocer la diferencia entre hidratación y nutrición del cabello es imprescindible para elegir los productos que nuestro pelo necesita. Si la necesidad es aportar agua, es decir, la hidratación del pelo, o repararlo, lo que se conoce como nutrición capilar, tendremos que llevar a cabo una serie de cuidados u otros.


    Hidratación para el cabello


    En ocasiones, el pelo necesita una aportación extra de hidratación. El cabello es higroscópico, es decir, tiene la capacidad de absorber agua cuando se encuentra en ambientes húmedos. Sin embargo, en ambientes secos la pierde. Esto ocurre, sobre todo, en cabellos que cuentan con una porosidad baja (dicho con otras palabras, que no absorben suficiente hidratación). Por ello, es necesario aportar el agua extra que necesita el cabello, es decir, la hidratación del pelo.

    Algunas de las causas más comunes que dan lugar a un pelo deshidratado son los aparatos de calor empleados para moldear el cabello y generar peinados: secadores, planchas, rizadores, tenacillas, etc. El uso de estos utensilios a largo plazo hacen que el pelo tenga un aspecto seco y quebradizo. Otro de los motivos más habituales es el verano. Durante estos meses, la hidratación del pelo de forma natural disminuye, pues se expone a agentes externos que lo dañan en gran medida como los rayos del sol, las elevadas temperaturas, el mar, el cloro, etc.

    Al igual que otras partes del cuerpo, necesita contar con un buen tratamiento de hidratación del pelo para lucir brillante y tener buen aspecto. Por ello, es necesario retener el agua de manera natural. De este modo se evita su pérdida y la humedad devuelve flexibilidad y movilidad al cabello. Esto se consigue con productos de hidratación para el pelo, que consigan aplicar sustancias humectantes en el exterior para que ese agua luego se retenga en la parte interior.


    Descubre si tu cabello necesita hidratación o nutrición

    ¿Cómo saber qué necesita mi pelo? Si notas tu cabello opaco, encrespado, y te resulta difícil peinarlo y desenredarlo, posiblemente le falte hidratación para el cabello. Algunas de las cosas que puedes hacer para resolver la situación son:

    • Emplea champús y acondicionadores hidratantes: la diferencia entre hidratación y nutrición del cabello radica en que la primera consiste en  retener el agua en el pelo. Busca aquellos productos que no tengan alcohol ni sulfatos y que integren aceites nutritivos.
    • Realiza un tratamiento intensivo ocasionalmente: de manera puntual, una vez a la semana o cada 15 días, puedes aplicar un extra de hidratación a tu pelo con mascarillas caseras o elegir una del supermercado.
    • No laves demasiado tu cabello: lavar con frecuencia el pelo puede dañar los aceites naturales. Por ello, lávalo solo cuando sea necesario.
    • Disminuye el uso de los aparatos de calor: intenta secar tu pelo al aire libre siempre que puedas. Si no puedes vivir sin el secador o la plancha, intenta usarlos a temperatura baja, el menor tiempo posible y aplicando siempre previamente un protector de calor.
    • Evita los peinados que tensan el pelo: este tipo de recogidos también aplican tensión en cada pelo, haciendo que se vuelvan más quebradizos y ásperos. Intenta llevar en el día a día peinados sencillos que dejen tu pelo libre y reserva los otros para ocasiones especiales.
    • Acude a la peluquería con frecuencia: el pelo seco suele presentar más problemas en las puntas. Por ello, cortarse un par de centímetros cada dos meses y realizarse algún tratamiento de hidratación en el pelo, ayudará a que se vea más sano.
    • Protege tu cabello de elementos externos: puedes emplear protectores de calor para preservar y prevenir la pérdida de hidratación de tu cabello en los meses más calurosos. Si nadas en el mar o la piscina, es importante que aclares tu pelo con agua cuando salgas.


    Nutrición del cabello


    ¿Cómo saber si mi pelo necesita hidratación o nutrición? Cuando se necesita nutrición para el pelo, y no necesariamente hidratación, lo que hace falta es restablecer los lípidos y proteínas que se encuentran de manera natural en el cabello. Estos elementos se encargan de aportar la nutrición al cabello y reparar los daños. En este caso, es necesario emplear tratamiento para nutrir el cabello  que penetre y trabaje desde el interior.


    Descubre si tu cabello necesita hidratación o nutrición

    Existen diferentes causas que afectan a la nutrición del cabello como técnicas de coloración y decoloración, el uso de químicos que resultan agresivos, tratamientos permanentes o alisados. El pelo se caracteriza por tener las puntas abiertas, estar áspero, fosco, poroso y quebradizo.

    A la hora de aportar la nutrición que el cabello necesita, puedes llevar a cabo una serie de pautas:

    • Utiliza cepillos y peines que contengan cerdas naturales.
    • Evita el uso de productos que integren sustancias que resultan perjudiciales como alcohol, sulfatos, siliconas que se encuentran habitualmente en tintes.
    • Elabora mascarillas caseras. Este tipo de productos ayudan a aportar nutrición para el pelo. Puedes elaborarlas de huevo, aloe vera y levadura, de yogur, de papaya, de aguacate y plátano.
    • Emplea productos que contengan ingredientes cuyas propiedades hacen que sea  un perfecto tratamiento para nutrir el cabello. Como, por ejemplo, el Sérum Reparador de Puntas Kera-Solutions de Vichy. La nutrición para tu pelo está asegurada pues su fórmula microrellenadora contiene un 4% de complejo Pro-Keratin y provitamina B5 que repara el cabello sin apelmazarlo. Además, de ser más fácil de desenredar, el cabello presenta una mayor suavidad y brillo. ¡Este tratamiento para nutrir el cabello será tu mejor aliado!
    • Opta por elementos como aceites vegetales y antioxidantes.
    • Protege en la medida de lo posible el cabello de los agentes externos que alteran la nutrición capilar.


    Ahora ya has visto cómo saber si tu pelo necesita hidratación o nutrición y qué recomendaciones se han de seguir en cada caso para mantener la hidratación de tu pelo o su reparación, según tus necesidades.

    ¡Te van a encantar!

    Artículos relacionados

    Si te ha gustado este artículo aquí tienes otros que te pueden interesar.

    Cuidado del cabello

    5 cosas que quizá no sabes de la caída del cabello

    Julia

    10/10/2018

    |
    Leer más
    Cuidado del cabello

    Los 4 signos de un cuero cabelludo sensible

    Claudia

    27/02/2018

    |
    Leer más
    Cuidado del cabello

    Principales beneficios del colágeno para el pelo

    Sofía

    22/09/2021

    |
    Leer más
    Cuidado del cabello

    Vitaminas para el pelo: ¿Cómo te benefician?

    Soy Beauty! tu gaticornio
    X