Identifica tu tipo de piel para conocer los productos que debes usar

¿Sabes qué tipos de piel existen? ¿Estás segura de que tu crema es la adecuada para tu tipo de piel? ¿Sabes que seguir una rutina personalizada puede reducir tus arrugas? Queremos ayudarte: un diagnóstico personalizado de tu piel es fundamental para acertar con tu rutina diaria de belleza.

Identifica tu tipo de piel para conocer los productos que debes usar
Carlos

21-06-2021

En este artículo vamos a tratar...

    Si alguna vez te has preguntado si el tratamiento que usas es el adecuado, si se adapta a tu tipo de piel o si tu rutina de belleza es la correcta, este artículo es para ti. Antes de elegir esos productos de cosmética que te acompañarán en tu día a día, es importante que realices un test para conocer tu tipo de piel. Y ahora es más fácil que nunca: ya existen diagnósticos expertos online y gratuitos con los que te convertirás en toda una experta en tu piel.


    ¿Qué tipo de piel tengo?

    Hay 4 tipos de piel que definen el cutis de todas las personas.

    Piel normal. Se llama así, pero el primero de los tipos de piel de la cara es de los menos comunes. Sus características más comunes son:

    ● No es demasiado grasa ni demasiado seca.

    ● Tiene poros finos y buena circulación.

    ● No tiene impurezas, no se irrita fácilmente.

    ● Su textura es suave y aterciopelada

    Aunque a priori una piel así no necesita cuidados especiales, hay que cuidarla con productos adecuados para no sufrir un exceso de grasa o irritaciones. Recuerda que con el paso de los años la piel va perdiendo su hidratación natural y comienza a perder elasticidad, así que es conveniente comenzar a cuidarla lo más pronto posible para que el proceso de envejecimiento sea más lento.


    Piel grasa. Su propio nombre lo indica: estas pieles se caracterizan por una hiperproducción de sebo. Para reconocerla, debes fijarte en estos detalles:

    ● Poros dilatados.

    ● Piel brillante y engrosada.

    ● Cutis pálido debido a que los vasos sanguíneos no son visibles.

    Tendencia al acné. En los casos más severos, donde más se manifiesta es en el rostro, cuello, hombros, espalda y pecho.

    El principal objetivo de estos tipos de piel debe ser evitar la hiperproducción de sebo y mantener el rostro limpio para disminuir la probabilidad de acné o de infecciones. ¿Y cómo se hace esto? Pues debido a que se trata de algo hormonal, estas pieles deben cuidarse desde el interior. Es decir, con una buena alimentación. Un buen hábito de limpieza facial y cosméticos adecuados para estas pieles son el complemento perfecto para mantenerlas equilibradas. Para ellas, lo más adecuado son productos que tengan ácido salicílico o ácido glicólico, exfoliación al menos una vez a la semana y protección solar para evitar que las espinillas o granitos dejen marcas en el cutis.


    Piel seca. Al contrario que la piel grasa, la piel seca produce menos cantidad de sebo que la piel normal, de manera que no hay lípidos que retengan la humedad ni que protejan las capas más profundas. Los signos más claros de una piel seca son:

    ● Tirantez, picor e irritaciones.

    ● Color apagado y aspecto frágil.

    ● En los casos más extremos, pueden aparecer grietas y picor severo constante.

    Estos tipos de piel cuentan con menos hidratación de la necesaria y por tanto su envejecimiento puede ser prematuro. Por ello es importante utilizar productos adecuados que ayuden a mantener los niveles de elasticidad en las capas más profundas para evitar la aparición de arrugas. Los sérums hidratantes son los mejores aliados de estas pieles, ya que hidratan de manera muy profunda porque son capaces de penetrar en todas las capas de la piel.

    Además, es muy conveniente beber mucha agua para que los niveles hídricos se repongan desde el interior.


    Piel mixta. La piel mixta se encuentra a medio camino entre la piel seca y la grasa. Es por esto que hay zonas más resecas que otras:

    ● Zona T grasa: frente, barbilla y nariz. Aquí los poros estarán más dilatados y encontrarás algunas impurezas o acné.

    ● Mejillas con piel normal o piel seca.

    Aunque a priori te pueda parecer que el cuidado de este tipo de piel es más difícil, hay muchos productos específicos que te van a ayudar a mantenerla equilibrada en todas sus zonas, siempre que sigas una rutina de cuidado y limpieza facial correcta.


    4 tipos de piel: haz el test para conocer tu tipo de piel

    Hoy te queremos recomendar uno en concreto, guiado por Mercedes Abarquero, farmacéutica y Responsable Científica de Vichy, a través del cual podrás averiguar cuál es la rutina de belleza diaria que debes seguir a partir de ahora. Las preguntas son muy sencillas: tu edad, tus hábitos de limpieza facial y de tratamiento diarios, cómo notas tu piel... Quizá seas de las que notan su piel tirante y sin luz, o puede que te preocupen tus arrugas y líneas de expresión, cada vez más visibles, o que quieras eliminar los granitos... ¡No te preguntará nada que no sepas!


    Haz el test de tipos de piel Skin Consultan de Vichy y descubre cuál es el tratamiento adecuado para tu piel y pruébalo.


    ¡Recuerda que es importante que seas sincera en tus respuestas para que la experta pueda hacer un diagnóstico lo más acertado posible!

    Soy Beauty! tu gaticornio
    X