¿Qué manchas pueden salir a los bebés y cómo clasificarlas?

Las manchas en la piel del bebé son un trastorno más habitual de lo que parece. Suele darse, por lo general, en aquellos bebés que aún no han cumplido un año de vida. Es el momento en el que la piel de los más pequeños es más sensible, de ahí que su aparición pueda ser más frecuente.

¿Qué manchas pueden salir a los bebés y cómo clasificarlas?
Carlos

18-08-2021

En este artículo vamos a tratar...

    En la mayoría de las ocasiones, este tipo de manchas no son graves, aunque su aparición puede provocar la preocupación de los padres. Lo más recomendable es que, en estos casos, se acuda al pediatra para descartar cualquier posible anomalía en la piel e indicar el tratamiento a seguir.

    Productos como CeraVe Crema Hidratante o Lipikar Baume AP+ son aptos para la piel extremadamente seca de bebés. Y en verano, no te olvides de proteger la piel sensible de tu bebé con Anthelios DP Loción para Bebés SPF 50+.

    Las manchas en la piel del bebé más comunes

    Las manchas del bebé, conocidas también como manchas de nacimiento, son frecuentes en muchos casos. No obstante, es muy importante conocer cuáles pueden ser sus orígenes o sus causas para ver si es necesario llevar algún tipo de tratamiento.

    En la mayoría de las ocasiones, las manchas en la piel del bebé no se deben a ningún problema grave. Y todo ello teniendo en cuenta que muchas de ellas son muy llamativas y antiestéticas, ya que suelen aparecer en la cara u en otras partes del cuerpo. Si la presencia de las mismas es excesiva o se alargan en el tiempo, sí habrá que acudir al especialista.

    Los hemangiomas infantiles

    Los hemangiomas infantiles son manchas rojas en la cara del bebé, aunque también pueden salir en el cuello o el tronco, y forman pequeños bultos. Pueden apreciarse de color azul cuando la marca se halla en una capa más profunda de la piel. Generalmente, aparecen durante el primer mes de vida y, en muchas ocasiones, requieren de tratamiento para evitar que crezcan más. A pesar de ser muy llamativas, desaparecen con el tiempo (al año de vida, aproximadamente) y solo son preocupantes cuando se pueden formar heridas sobre las manchas.

    Los hemangiomas congénitos

    El hemangioma congénito se asocia más bien con un pequeño bulto de color morado o azul que ya aparece en el nacimiento del bebé. A pesar de su aspecto tan llamativo, no requiere de tratamiento médico. Además, la mayoría de estos hemangiomas desaparecen con el tiempo. Sin embargo, hay otros que permanecen y que deberán ser extirpados más adelante con cirugía u otros tratamientos dermatológicos.

    La mancha mongólica

    La mancha mongólica o mancha azul se localiza especialmente en la zona lumbar. Se da, sobre todo, en las pieles asiáticas, negras o indígenas y se produce por la acumulación de melanocitos en las capas intermedias de la piel. A pesar de ser muy llamativas por su color gris azulado y su extensión, desaparecen con el paso de los años, por lo que ni siquiera requieren de tratamiento médico especializado.

    Manchas café con leche en bebés

    Las manchas marrones en los bebés suelen ser frecuentes tanto en el nacimiento como en los primeros meses de vida. Estas manchas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo y su presencia se debe, sobre todo, al aumento de melanina o melanocitos en la piel. Si no hay muchas manchas, no es motivo de preocupación. Aunque en el caso de tener el bebé más de seis manchas, sí sería recomendable acudir al pediatra o al dermatólogo.

    La mancha de vino de Oporto

    Las manchas de vino de Oporto se deben a una malformación vascular capilar. También son muy llamativas, ya que son manchas rojas planas similares al color del vino de Oporto. La aparición de estas manchas se debe principalmente a que los vasos sanguíneos de la zona en la que aparecen son más anchos de lo habitual. En el momento de que surjan, hay que comenzar el tratamiento, ya que estas manchas no desaparecen con la edad. En ocasiones, será necesario incluso un tratamiento con láser en caso de que se vuelvan más oscuras.

    El beso del ángel o picadura de cigüeña

    El beso del ángel o la picadura de cigüeña consiste en manchas en la piel del bebé de color rosado. Aparecen, especialmente, en la frente y pueden bajar hasta los párpados o incluso la nuca. Conocidas también como angiomas planos o nevos simples, aparecen por la acumulación de vasos sanguíneos en la superficie de la piel. Afortunadamente, no requieren de tratamiento y van desapareciendo durante los primeros 18 meses de vida del bebé.

    Estas son las manchas más habituales, pero también pueden darse en el bebé manchas rojas que aparecen y desaparecen y que, generalmente, pueden deberse a causas como el calor o alergias. La mayoría de ellas se dan ya con el nacimiento o a las pocas semanas de vida. No suelen durar más allá de un año, aunque en algunos casos van a perdurar más en el tiempo. Para mayor tranquilidad de los padres, es conveniente acudir al pediatra para descartar que haya algún problema adicional que genere las manchas. Una vez allí, será el especialista quien determine el origen de las manchas y el tratamiento a seguir.

    ¿A tu bebé también le han salido granitos en la cara? Descubre a qué puede deberse y lo primero que debes hacer si esto ocurre.

    ¡Te van a encantar!

    Artículos relacionados

    Si te ha gustado este artículo aquí tienes otros que te pueden interesar.

    Cuidado de la piel de niños y del bebé

    Cómo tratar los labios secos en bebés

    Luis

    25/08/2021

    |
    Leer más
    Cuidado de la piel de niños y del bebé

    ¿Puede comer gluten un bebé?

    Julia

    30/08/2021

    |
    Leer más
    Cuidado de la piel de niños y del bebé

    Cómo cuidar la piel del bebé

    Leonor Prieto

    10/11/2017

    |
    Leer más
    Cuidado de la piel de niños y del bebé

    Masaje relajante para bebés

    Luis

    16/12/2017

    |
    Leer más

    Soy Beauty! tu gaticornio
    X
    s