Los beneficios de una rutina de yoga facial en casa

Siempre hablamos de hacer deporte para poner a punto el cuerpo pero, ¿y la cara? Nuestro rostro está compuesto por 60 músculos que usamos para expresarnos, los usamos más que ningún otro músculo y muy pocas veces los tonificamos. ¡Eso se acabó!

Los beneficios de una rutina de yoga facial en casa
Carlos

30-06-2021

En este artículo vamos a tratar...

    Hoy te contamos todo sobre el yoga facial y los beneficios que tiene para ralentizar el envejecimiento de tu rostro. Complementa esta rutina con los 7 ejercicios de gimnasia facial.

    Sobre el yoga facial hay muchas opiniones pero todas ellas son positivas. Se trata de una técnica de belleza y fitness que tonifica todos los músculos de la cara y además mejora la respiración, la circulación y libera estrés. Por eso te animamos a sumarte al movimiento y ver cómo en poco tiempo tu rostro comienza a experimentar cambios muy favorecedores.


    Ejercicios para hacer yoga facial en casa

    Si te has atrevido a probar una nueva manera de ejercitar tu rostro y combatir el envejecimiento, enhorabuena. Los ejercicios que verás a continuación tratan todas las partes del rostro, incluidos el cuello y el escote, para tonificar y evitar la flacidez. En la zona de los ojos, que habitualmente es la que más nos preocupa, conseguirás prevenir la aparición de las patas de gallo y fortalecer los párpados superiores e inferiores.

    Además de adquirir este hábito, puedes potenciar los resultados de los ejercicios con productos específicos, como el sérum Hyaluronic Acid Intensifier de SkinCeuticals, que aumenta los niveles de ácido hialurónico en la piel y tiene efectos antiedad.

    Estos son los ejercicios de yoga para la cara que puedes comenzar a practicar desde hoy mismo:

    1. Comienza por los párpados superiores

    Este ejercicio consiste en apoyar los dedos en la parte superior de la frente y presionar hacia arriba para levantar las cejas. Al mismo tiempo, mira hacia arriba e intenta cerrar los ojos, coordinando el movimiento de los párpados con la respiración. Intenta hacerlo con un ritmo tranquilo para no ir demasiado rápido. De esta forma activas los párpados y consigues tonificarlos.

    1. Reafirma los pómulos con yoga para la cara

    Coloca los índices y corazón debajo del hueso de los pómulos y ejerce presión, moviendo los dedos desde las fosas nasales hacia las sienes.

    1. Tonifica el párpado superior

    Apoya el dedo corazón de la mano izquierda sobre el borde del párpado superior derecho y el índice sobre la sien. Estira hacia el exterior. Aprovecha este ejercicio para dejar caer la cabeza hacia el lado izquierdo, hasta que el hombro esté relajado y sientas el estiramiento de los músculos del cuello. Puedes permanecer en esta posición entre 3 y 5 respiraciones. Después, cambia de lado.

    1. Ejercicio para las mejillas y las líneas de expresión

    Inhala e hincha las mejillas, manteniendo la boca cerrada, y permanece así un par de segundos. Relaja todo el rostro en la exhalación y repite 3 o 4 veces.

    1. Estira la piel del mentón con yoga facial

    Para este ejercicio debes poner los labios entre los dientes y aplicar presión en el hueso del mentón con los dedos índice, corazón y anular. Con los ojos cerrados, estira la piel hacia abajo y sube un poco la cabeza. Repite este movimiento 3 o 4 veces, relajando el rostro entre cada repetición.

    1. Trabaja el contorno del rostro

    Con la edad y la flacidez se va desdibujando el contorno del rostro, pero con este ejercicio conseguiremos mantenerlo definido. Para ello debes ejercer presión en la raíz del pelo con los dedos índice, corazón y anular, y desplazarlos desde el centro de la frente hacia las sienes y después hasta las mandíbulas. Para mantener un ritmo pausado, ejerce presión al inhalar y relaja al exhalar.

    1. Tonifica el cuello y el escote

    Siéntate en el suelo con las piernas cruzadas y los codos apoyados en las rodillas. Apoya los dedos índice, corazón, anular y meñique en el hueso del mentón y coordina tus movimientos con la respiración. Al inhalar, lleva la cabeza hacia atrás sin dejar de presionar con los dedos y sintiendo cómo se estiran los músculos del cuello. Relaja durante la exhalación. Repite el ejercicio 3 o 4 veces.


    ¿Cuántas veces por semana debo practicar yoga para la cara?

    Como todo ejercicio, cuanto más lo practiques mejores resultados notarás. Por eso te recomendamos practicar el yoga facial entre 4 y 5 veces por semana. Para adquirir el hábito más rápido, puedes establecer un horario fijo para hacerlo, bien por la mañana, bien por la noche. Si practicas estos ejercicios por la mañana, nada más levantarte, lograrás activar los músculos desde primer ahora. Esto te ayudará a fortalecer los músculos y a que los gestos que haces durante el día, que son inevitables, acentúen las líneas de expresión. Si por el contrario prefieres hacerlo por la noche, ayudarás a que se relajen los músculos de la cara para tener un mejor descanso.

    Te animamos a ser consistente, practica el yoga para la cara en casa y verás cómo al cabo de 4 semanas comienzas a percibir los resultados. Hay personas que los notan antes, pero lo normal es que empiecen a ser evidentes al cabo de un mes. Y, si quieres dejar resultada la evolución, te animamos a hacer seguimiento con fotos para comprobar la eficacia. ¡Funciona!

    ¡Te van a encantar!

    Artículos relacionados

    Si te ha gustado este artículo aquí tienes otros que te pueden interesar.

    Cuidado facial

    Ideas para regalar en Navidad y acertar

    Claudia

    07/12/2018

    |
    Leer más
    Cuidado facial

    Serum Negro: La innovación para tu piel

    Sofía

    29/09/2022

    |
    Leer más
    Cuidado facial

    5 ingredientes de origen natural que arrasan en cosmética

    Julia

    02/04/2018

    |
    Leer más
    Cuidado facial

    El poder de la Vitamina C. Descubre sus secretos y su eficacia en la piel

    Claudia

    12/10/2021

    |
    Leer más

    Soy Beauty! tu gaticornio
    X