Cómo tratar los labios secos en bebés

A pesar de que el cuerpo del bebé se compone de un 75% de agua, este suele perder mucho líquido a lo largo del día por medio de la orina, las deposiciones, el sudor, el llanto o la respiración. Esta pérdida de líquido puede provocar una deshidratación, lo que dará lugar a los típicos labios secos.

Cómo tratar los labios secos en bebés
Luis

25-08-2021

En este artículo vamos a tratar...

    A todo esto, hay que añadirle que la piel de los más pequeños es muy delicada. Especialmente en lo que respecta a la zona semimucosa externa de los labios. No es de extrañar, pues, ver los labios resecos en niños, sobre todo si se exponen al viento, a zonas de baja humedad o al calor de la calefacción en invierno, es algo relativamente habitual. Ahora, además, hay que tener muy en cuenta la dificultad extra para hidratar los labios por el contacto de la mascarilla.

     Consejos para tratar los labios resecos en bebés

    Es importante tratar los labios resecos en bebés, ya que es un problema muy molesto para los más pequeños. Tanto es así, que les puede afectar de forma negativa, ya sea para su alimentación o para el sueño. A continuación, te ofrecemos algunos consejos y recomendaciones para mejorar la hidratación de los labios en niños.

    Utilizar crema hidratante

    Para tratar los labios secos en bebés, puedes aplicarle varias veces al día una pequeña cantidad de crema hidratante en la zona más reseca. La más recomendable que puedes utilizar es la crema hidratante derivada del petróleo y soluble en agua. Una pequeña y suave aplicación varias veces al día puede bastar para mejorar los labios secos.

    Además de la crema hidratante, es necesario que adquieras un bálsamo labial natural especial para bebés o niños. Este bálsamo protegerá los labios del recién nacido de los efectos de secado del sol, el viento y el frío. El bálsamo lo puedes aplicar con un bastoncillo de algodón, cubriendo solo el área afectada.

    Por supuesto, es importante aplicar protector solar a tu bebé, para evitar que el sol pueda aumentar el daño sobre la piel de los labios.

    La leche materna

    La leche materna es una de las soluciones más prácticas para tratar los labios secos en bebés. Para ello, la madre solo tiene que poner un poco de leche en los labios del bebé después de amamantarlo. Esto hará que los labios del recién nacido se humedezcan, logrando también prevenir que se desarrolle una infección por culpa de las grietas o los cortes.

    El aceite de oliva o de coco

    Junto con la leche materna, otro producto que puedes emplear para tratar los labios secos en niños, es el aceite de oliva. Antes de acostar al pequeño, puedes aplicar en sus labios un poco de aceite de oliva empapado en un algodón. El aceite de oliva también ayudará a mantener la humedad en los labios y los protegerá de la sequedad.

    El aceite de coco es otro buen remedio para los labios resecos en niños. Este tipo de aceite contiene ácido láurico, que ayuda a prevenir este problema. Solo tienes que aplicar con los dedos un poco de aceite en los labios del niño. Varias aplicaciones al día bastarán para solucionar este problema.

    El uso del humidificador

    Un humidificador es un aparato que puede incrementar los niveles de humedad en el hogar. Si lo colocas en la habitación del bebé, eliminarás el aire seco que produce que los labios se resequen. La piel del niño/a se volverá más hidratada e, incluso, podrá respirar un aire más puro, lo que es muy beneficioso para su salud en general.

    Junto con el uso del humidificador, hay que tratar de mantener siempre una buena temperatura en el hogar. Especialmente en la habitación donde duerme o pasa más tiempo el bebé. Además, es necesario cubrirlo con ropa adecuada y protegerlo siempre del sol y del viento, incluso dentro de casa.

     Un paño limpio mojado en agua

    Por último, la opción más sencilla: pasar un paño limpio mojado en agua por los labios agrietados del bebé. Tan solo hay que darle pequeños golpecitos con el paño húmedo. No hay que frotar en ningún momento, ya que podrías irritar o dañar aún más la zona afectada. Ten en cuenta que es una zona muy sensible.

    El agua tiene un pH neutro, por lo que no es ácido ni base. Esto evitará que se pase la lengua por los labios para mojarlos en saliva, que contiene enzimas digestivas ácidas, que irritarán aún más los labios agrietados. Aún sería peor, pues, el remedio que la enfermedad.

    En la mayoría de los casos, los labios secos en bebés son un síntoma de deshidratación. Es probable que puedan deberse también a los cambios climáticos, la exposición al viento y el aire seco, o a una tendencia a respirar por la boca. Sea cual sea el motivo, los padres deben actuar rápidamente, ya que es un problema que a los niños suele molestar mucho.

    ¡Te van a encantar!

    Artículos relacionados

    Si te ha gustado este artículo aquí tienes otros que te pueden interesar.

    Cuidado de la piel de niños y del bebé

    Tratamiento para costra láctea en bebés

    Carlos

    03/04/2020

    |
    Leer más
    Cuidado de la piel de niños y del bebé

    Los cuidados especiales al cortar las uñas a tu bebé

    Julia

    13/08/2021

    |
    Leer más
    Cuidado de la piel de niños y del bebé

    ¿Qué manchas pueden salir a los bebés y cómo clasificarlas?

    Carlos

    18/08/2021

    |
    Leer más
    Cuidado de la piel de niños y del bebé

    Cómo bañar a un recién nacido paso a paso

    Claudia

    29/11/2019

    |
    Leer más

    Soy Beauty! tu gaticornio
    X
    s