Ejercicios para practicar yoga en casa

Hacer yoga en casa es una de las alternativas más populares hoy en día para mantener el cuerpo, la mente y el espíritu en equilibrio. ¿Aún no lo has probado? Te contamos sus beneficios y una serie de ejercicios para principiantes. ¡Ya puedes empezar a disfrutar!

Ejercicios para practicar yoga en casa
Luis

09-04-2020

En este artículo vamos a tratar...

    Si haces yoga pondrás en movimiento todos tus músculos y aprenderás a escuchar a tu cuerpo de una manera en que nunca lo habías hecho, a la vez que ejercitas cada centímetro de tu cuerpo.

    Hoy te proponemos una serie de ejercicios de yoga en casa para principiantes que te ayudarán a dar tus primeros pasos en este mundo y desarrollar tus capacidades físicas hasta límites desconocidos sin necesidad de salir de casa.

    Posturas básicas para practicar yoga en casa

    Para iniciarte en el arte de practicar yoga en casa debes conocer los ejercicios básicos, presentes en casi todas las rutinas de yoga y especialmente en las que están dirigidas a principiantes. Seguro que ya has escuchado hablar de ellas:

    La montaña

    Ponte de pie, con las piernas abiertas a la altura de las caderas y los pies completamente apoyados en el suelo. Con la mirada al frente, mantén el cuerpo erguido y deja los brazos caer a cada lado de tu torso pero sin que toquen el cuerpo. Cierra los ojos y realiza tres respiraciones completas mientras balanceas el peso de tu cuerpo de un pie a otro. Con la postura de la montaña conseguirás corregir tu postura corporal y fortalecer un conjunto de músculos que incluye las rodillas, el abdomen y los glúteos.

    El árbol

    Desde la postura de la montaña, lleva el peso de tu cuerpo hacia uno de tus pies y levanta el otro (por ejemplo, el pie derecho). Flexiona la pierna derecha y apoya la planta del pie en la cara interior del muslo izquierdo, presionando. Eleva los brazos por encima de la cabeza y junta las palmas de las manos mientras relajas los hombros. Intenta mantener el equilibrio durante 25 o 30 segundos con cada pierna.

    El perro

    Aunque esta postura es más exigente que las anteriores, puedes incluirla en tu rutina de yoga en casa para principiantes y verás cómo muy pronto notarás sus beneficios. Ponte en posición de cuadrupedia sobre tu mat, apoyando bien los dedos de los pies. Poco a poco, mientras respiras profundamente, levanta las rodillas del suelo y eleva la cadera lo más alto que puedas, manteniendo las plantas de los pies y las palmas de las manos apoyadas. Aguanta 10 segundos y baja la cadera hasta la posición inicial mientras expulsas el aire de tus pulmones. Repite entre 3 y 6 veces, según te veas capaz.

    El puente

    Es importante que al practicar yoga en casa ejercites todos tus músculos, por eso la postura de rotación debe estar presente desde el primer momento. Túmbate mirando hacia arriba y estira la espalda y los pies. Extiende los brazos a cada lado de tu cuerpo, sin tocarlo, y las palmas de las manos mirando hacia arriba. Eleva las caderas la máximo y entrelaza tus manos por debajo del cuerpo. Para realizar correctamente este ejercicio debes aguantar 10 segundos en esa posición.

    Flexión hacia delante

    Es hora de mejorar tu flexibilidad y con esta asana puedes comenzar de forma fácil. Siéntate con la espalda recta y las piernas estiradas hacia delante, juntas. Abre las piernas unos noventa grados y estira la espalda hasta que esté completamente recta. Apoya las palmas de las manos en el espacio que queda entre tus piernas y avanza con ellas hasta que no puedas estirarte más. En esta posición, aguanta 25-30 segundos.

    La cobra

    Llega el turno de ejercitar los brazos y la postura de la cobra es la mejor manera de comenzar. Túmbate boca abajo con las manos debajo de los hombros y las piernas estiradas. Como si estuvieras haciendo una flexión, estira los brazos y eleva la mitad superior de tu cuerpo, inclinando la espalda y la cabeza hacia atrás. Aguanta 5-10 segundos y repite entre dos y tres veces.

    Beneficios del yoga en la piel

    Practicar yoga en casa no solo es beneficioso para ti cuerpo, sino también para tu piel. Y es que el ejercicio tiene algunos beneficios que harán que tu piel adquiera una nueva luminosidad. Pero, ¿por qué?

    Circulación: al hacer deporte activamos la circulación de nuestro cuerpo y esto hace que llegue más oxígeno y nutrientes a la piel. Consecuentemente, la piel adquiere más brillo y luminosidad, con un aspecto más sano.

    Sudor: aunque su principal objetivo no es limpiar la piel, a través del sudor se limpian nuestros poros, eliminando puntos negros y acné. El resultado: una piel más limpia.

    Estrés: aunque no se trata de un efecto directo, al hacer ejercicio disminuimos los niveles de estrés, lo que se traduce en un mayor descanso por las noches. Mientras dormimos, nuestra piel se regenera y cuanto más y mejor descansemos, mejor aspecto tendremos al día siguiente. Con Micro Hyalu Patches puedes ayudar a tu rostro durante la noche a mantenerse joven y sin líneas de expresión.

    Nunca es tarde para comenzar a practicar un deporte, y hacer yoga en casa es una forma fácil y beneficiosa para poner tu cuerpo en marcha. Porque, ya sabes, mens sana in corpore sano.

    ¡Te van a encantar!

    Artículos relacionados

    Si te ha gustado este artículo aquí tienes otros que te pueden interesar.

    Cuidado corporal

    ¿Qué es el lipedema y cómo se manifiesta?

    Carlos

    24/10/2019

    |
    Leer más
    Cuidado corporal

    Tutorial de productos unisex con Arantxa, del canal Night Non Stop, y su novio Pablo

    Claudia

    06/10/2016

    |
    Leer más
    Cuidado corporal

    La piel durante el embarazo y la lactancia con Belén de B a la Moda

    Claudia

    15/09/2016

    |
    Leer más
    Cuidado corporal

    Cómo aplicar el protector solar en el rostro

    Elena

    04/08/2016

    |
    Leer más

    Soy Beauty! tu gaticornio
    X
    s