Vitaminas para la piel: ¿cuáles son las mejores?

Descubre cuáles son las mejores vitaminas para cuidar tu piel y cómo incluirlas en tu rutina diaria. ¡Aprovéchalas!

Vitaminas para la piel: ¿cuáles son las mejores?
Mercedes Abarquero

26-01-2022

En este artículo vamos a tratar...

    Vitaminas para la piel: ¿cuáles son las mejores?

    Como es bien sabido, las vitaminas son un grupo de sustancias orgánicas necesarias para el desarrollo metabólico y funcionamiento celular de todo ser vivo. Estos micronutrientes se encuentran presentes tanto en alimentos, en los cuales varía la proporción según el tipo; así como en fórmulas farmacológicas elaboradas como suplementos, con distintas vías de aplicación o ingesta.

    Dada su importancia en la actividad celular, las vitaminas son elementos esenciales en el cuidado de la piel, siendo este el tejido más extenso del cuerpo humano y el único directamente expuesto a factores externos como el clima y la contaminación medioambiental. Particularmente, el rostro es una de las zonas más sensibles del órgano cutáneo y, por tanto, una de las que más rápido demuestra signos de envejecimiento o de lesiones, ya sea por la propia exposición al exterior o también por razones hormonales o genéticas.

    En este sentido, resulta vital identificar cuáles son aquellas vitaminas ideales para el cuidado de la cara, así como reconocer los beneficios particulares de cada uno de estos tipos de micronutrientes, que se pueden integrar en una dieta equilibrada, o bien en forma de cremas o serums faciales como suplemento.


    Vitamina A

    Esta sustancia natural contribuye a restaurar las células de la piel, por lo que su presencia es más que imprescindible para el cuidado facial. Niveles óptimos de este nutriente en el organismo ayudan a reducir las líneas de expresión, así como a prevenir la resequedad y la aparición de acné.

    Este tipo de vitamina está presente en distintos alimentos de una dieta común, como los huevos, la leche, los cereales o el hígado, por lo cual no suele ser necesaria su absorción en forma de suplemento. Sin embargo, de ella se deriva un componente llamado retinol, que es utilizado ampliamente en tratamientos tópicos para la reducción de signos de envejecimiento prematuro.

    Vitamina B

    Entre el amplio complejo vitamínico del grupo B, hay una sustancia conocida como biotina que compone la base celular de todo el tejido cutáneo. Un déficit de este elemento se evidencia de manera inmediata con signos como picor o dermatitis, razón por la cual es necesario contar con ella para garantizar su protección frente a distintas patologías de la piel, especialmente en zonas tan sensibles como la cara.

    Una dieta rica en este componente está integrada por huevos y carbohidratos básicos como arroz, plátanos y avena. A su vez, es común su suministro en forma de suplemento oral, así como ingrediente complementario de algunos productos cosméticos destinados al cuidado facial.

    Vitamina C

    Esta sustancia es quizás el componente vitamínico más esencial para el cuidado de la dermis. De esta manera, la vitamina C para la cara está ampliamente recomendada por sus propiedades antioxidantes, lo que le brinda la capacidad de nivelar los radicales libres que aceleran el estrés oxidativo del tejido cutáneo.

    Su acción estimula la síntesis de colágeno y fortalece la piel frente a los efectos de la alta irradiación solar, por lo que previene su daño, repara arrugas y favorece la elasticidad y suavidad del tejido. La vitamina C se encuentra principalmente en frutas cítricas y verduras, aunque es ampliamente utilizado en productos cosméticos como serums o cremas para la cara o el cuerpo.

    Una excelente opción para utilizar como suplemento es el Liftactiv Dosis Antioxidante & Antifatiga, que contiene un 15% de vitamina C y muestra rápidos resultados en la reducción de pequeñas arrugas y la revitalización de la luminosidad de la piel.

    Vitaminas para la piel: ¿cuáles son las mejores?

    Vitamina D

    Este nutriente también juega un papel fundamental en el cuidado de la piel, tanto del rostro como del cuerpo. Su presencia es esencial para la función inmune y la salud de los huesos y otros tejidos. Dada su acción en el organismo, es un aliado para combatir distintas afecciones de la piel como la psoriasis y otras patologías que lesionan gravemente el tejido, pues favorece el desarrollo y maduración de las células, lo que permite acelerar la cicatrización.

    Este tipo de vitamina se obtiene a partir de la ingesta de algunos alimentos, principalmente pescados como el salmón, el atún o el bacalao, así como por la exposición controlada a los rayos del sol. Suele estar presente en suplementos y cremas y serums faciales.

    Vitamina E

    La vitamina E para la piel es uno de los nutrientes de uso más extendido para su cuidado. Por lo general es un ingrediente básico de diversidad de productos cosméticos, dada su influencia en el tratamiento de los radicales libres para la prevención del envejecimiento celular. De la misma manera, tiene propiedades fotoprotectoras, por lo que también suele ser componente esencial de bloqueadores solares.

    Aunque es común su presencia en cremas y serums antienvejecimiento, en la dieta diaria también se puede absorber a través de la ingesta de alimentos como huevos, vegetales y frutos secos, entre otros.

    ¡Te van a encantar!

    Artículos relacionados

    Si te ha gustado este artículo aquí tienes otros que te pueden interesar.

    Cuidado facial

    Cómo prevenir y eliminar las manchas en la cara

    Sofía

    14/08/2020

    |
    Leer más
    Cuidado facial

    Las 3 razones por las que todos hablan del agua micelar

    Cuidado facial

    Agua micelar para piel grasa, sensible o reactiva

    Cuidado facial

    6 consejos para usar correctamente el agua micelar

    Claudia

    30/05/2022

    |
    Leer más

    Soy Beauty! tu gaticornio
    X