La rutina perfecta para empezar el otoño sin granitos

¿Has vuelto a la rutina después de vacaciones y vuelven a aparecerte los dichosos granitos de los que te habías librado en verano? Si buscas soluciones efectivas y que a la vez cuiden tu piel, ¡sigue leyendo!

La rutina perfecta para empezar el otoño sin granitos
Francisco

21-09-2017

En este artículo vamos a tratar...

    ¡No te asustes! Septiembre es un mes de recaída de acné y ¡no eres la única a la que le ha pasado! En verano, el sol y el descanso de las vacaciones hacen que muchas personas con acné sientan una mejoría en su piel. Sin embargo, con la llegada del otoño y la vuelta a la rutina, se produce un efecto rebote que provoca la aparición de esos granitos de los que te habías librado. Es fácil estabilizar tu piel y que la vuelta a la rutina sea más llevadera.

    Para una piel libre de imperfecciones, tienes que ser muy rigurosa con tu cuidado facial. Es necesario que sigas una rutina diaria por la mañana y por la noche que te ayudará desde los primeros días.

    La regla número 1 es empezar siempre por la limpieza. Limpiar tu rostro te ayuda a equilibrar y purificar la piel. Es un gesto esencial para cualquier tipo de piel, pero especialmente para las pieles grasas con tendencia acneica. El exceso de elementos grasos en la superficie de la piel se oxida en contacto con el aire y, además del brillo anti estético, puede irritar la piel y favorecer la producción de más grasa, un círculo vicioso que debemos evitar.

    Prueba Effaclar gel. Te ayudará a reducir brillos y regular el nivel de sebo. Aplícatelo por la mañana y por la noche. Su fórmula es apta para pieles sensibles y no reseca la piel. Elimina las impurezas y limpia con suavidad. Contiene agua termal de La Roche-Posay y es no comedogénico.

    Tras limpiar tu rostro, necesitas un tratamiento específico para pieles grasas que hidrate y matifique tu piel. Es fundamental para mantener la barrera protectora y para que los activos específicos actúen más eficazmente. Prueba Effaclar DUO (+), un tratamiento diario que reduce las imperfecciones, desincrusta los poros, alisa la piel y la matifica además de hidratarla.

    También es muy recomendable utilizar una mascarilla purificante una vez a la semana, que ayude a regular la cantidad de sebo. Prueba la nueva Effaclar mask, una mascarilla formulada con arcilla suave, que elimina el exceso de sebo y las impurezas invisibles como polvo o partículas de contaminación y que controla los brillos.

    Como remate final, puedes controlar los brillos a lo largo del día con una bruma matificante. Para ello, te recomendamos Serozinc. Es nuestra 1ª bruma anti-brillos y anti-poros dilatados, con una fórmula minimalista basada en tres ingredientes: agua purificada, sodio y zinc. Además de eliminar brillos ocasionales, ayuda a fijar el maquillaje. ¡Todo un descubrimiento!

    Ahora ya tienes la rutina perfecta para combatir los granitos. Pero recuerda, además de una rutina de cuidado, hay una lista de cosas prohibidas que NO debes hacer. Descúbrela aquí. ¡Pon ya en marcha tu rutina anti-acné a y cuéntanos qué te parece!

    ¡Te van a encantar!

    Artículos relacionados

    Si te ha gustado este artículo aquí tienes otros que te pueden interesar.

    Cuidado facial

    Cómo me ayuda el ácido hialurónico reticulado

    Luis

    12/09/2019

    |
    Leer más
    Cuidado facial

    12 consejos motivadores para mujeres de más de 40 años

    Claudia

    24/03/2021

    |
    Leer más
    Cuidado facial

    Peeling Facial en Casa: Cómo Hacerlo

    Julia

    05/11/2021

    |
    Leer más
    Cuidado facial

    Acupuntura facial: ¿Qué es y qué beneficios tiene?

    Luis

    07/05/2022

    |
    Leer más

    Soy Beauty! tu gaticornio
    X
    s